No quiero ser una mamá que olvide a sus amigas

Una de las cosas que más disfruto es pasar tiempo con la gente que amo. Ya sea mi familia, mis amigos o mi pareja. Todo estaba en perfecto equilibrio en mi vida, hasta que me convertí en mamá. No estoy diciendo que al tener hijos mi vida hay empezado a r ser mala, no. Sólo se volvió un poco compleja y tuve que reorganizar muchas cosas o simplemente cambiar algunas para mi nuevo estilo de vida. En un principio, creí que algunas cosas podían seguir igual que hasta ahora, pero no fue así. Dejé de salir con mis amigas como acostumbraba y eso fue lo que más me afectó. Llegó un punto en el que dije: no quiero ser alguien que olvide a sus amigas.

“No puedo, no tengo tiempo”

En un principio, mis amigas entendían que no podía salir de casa, pues mi bebé acababa de nacer. Entonces se estipuló que ellas irían a mi casa y tendríamos reuniones tranquilas, para platicar y mantenernos al día de lo que pasaba en nuestras vidas. Sin embargo (y lógicamente), hubo días en los que tuve que cambiar la fecha de vernos o simplemente no nos veíamos en semanas porque yo estaba llena de ocupaciones en casa o porque me sentía muy cansada. Ellas lo entendían, pero yo me sentía mal porque dejaba de lado a mis amigas por mis nuevas ocupaciones.

No quiero ser quien olvide a sus amigas

Conforme crecía más mi bebé, más se complicaba que nos viéramos porque mi hijo me demandaba más. Hubo ocasiones en las que ellas se reunieron y yo no estuve ahí. Una parte de mí se sentía molesta, pero también me quedaba claro que la única que había decidido tener hijos era yo. Dejé de tener contacto con ellas pero ellas no dejaron que me alejara por completo. Cuando mi hijo ya estaba un poco más grande y ya no necesitaba tanto de mí, ellas me sorprendieron en casa. Hicimos una comida y tuvimos una charla muy amena en donde me pusieron al tanto de todo lo que me había perdido. Agradezco por tener amigas así, que me entienden y se ponen en mi lugar. También conocí a otras personas que simplemente se alejaron porque ya no se sentían cómodas con mi nuevo estilo de vida.

¿Tú aún tienes contacto con tus amigas?