¿El internet nos hace hipocondríacos?

La hipocondría es el miedo a la enfermedad. Una persona que padezca de hipocondría (hipocondríaco) es aquella que tiene una preocupación excesiva por su salud y que interpreta cualquier sensación física como el indicio de una enfermedad grave. Los hipocondríacos centran su vida en el temor a la enfermedad, por lo que se trata de un trastorno mental. Viven enfermos en su imaginación.

Internet juega un papel importante

Showtime shameless annoying annoy shanola hampton

La hipocondría es un mal de las sociedades desarrolladas. Existen dos elementos claves en el desarrollo de esta enfermedad. En primer lugar, el exceso de información al que se tiene acceso. A más información, mayor conocimiento y a mayor conocimiento, mayor angustia. El otro factor es el valor que tiene la vida en nuestra sociedad, esto implica cuidarla y estar al pendiente de nuestra salud. Esta compulsión puede conducir al miedo o al estrés, ya que no quisiéramos que todo lo que tenemos y somos se echara a perder por una enfermedad.

Tenemos en nuestras manos una herramienta muy útil: internet. Sin embargo, usarla puede ser contraproducente, pues por cada dolor o manchita que encuentramos en nuestra piel o dolor de cabeza podemos encontrar que es el síntoma de alguna enfermedad grave o rara. Este mal es llamado cibercondria.

Cómo prevenir la hipocondría

friends sick phoebe buffay phoebe flu

  • La hipocondría se aprende, por lo tanto se puede prever. La sociedad y el ambiente en el que crecemos nos hacen ser más o menos hipocondríacos.
  • Como padres, es preciso conocer los mensajes del cuerpo del niño. Si cualquier golpe, dolor o malestar es causa de alarma o de una excesiva atención, puede provocar en el niño una sobrada conciencia de que su cuerpo es frágil. Esto puede degenerar en hipocondría cuando sea adulto.
  • Presta atención a los dolores reales de tu hijo. Si lo llevamos al médico cuando realmente ya está al límite de un dolor podemos estar creando un futuro hipocondríaco.

Así que la próxima vez que sientas algún dolor o molestia que te preocupe mejor ve al médico para salir de dudas. El internet puede ser un arma de doble filo y quizá puede sembrar miedo en tu mente, entonces tu imaginación hace el resto.

¿Y tú crees que el acceso a Internet y el exceso de información nos vuelve hipocondríacos?