5 Tips para darle una vida más larga a tu ropa.

Cuando compramos una prenda hermosa queremos que se quede en nuestro clóset por siempre; y es que, ¿a quién no le ha pasado que se mancha, se descose, se le cae un botón, se deslava etc.? y la larga lista de desgracias solo sigue en aumento.
Aunque tus prendas favorita no podrán durar para siempre, aquí te damos las herramientas para que les saques verdadero provecho.

  1. Cuando vayas a comprar ropa siempre búscale defectos, muchas veces agarramos por impulso las prendas que nos gustan y no nos fijamos en los desperfectos que tiene, escoge cuidadosamente.
    shutterstock_121852699
  2. Cuando vayas a lavar tu prenda fíjate en la odiosa etiqueta dentro de ella, muchas veces las cortamos sin siquiera verla y te asombraría descubrir cuánta ropa que debe lavarse en seco es mandada a la lavadora, haz caso de las etiquetas y tu prenda durará más.
    shutterstock_222811825
  3. Cuando de manchas difíciles se trata evita el cloro a toda costa, existen muchos remedios caseros que sirven mucho mejor que los productos químicos de lavandería.
    Por ejemplo: la leche quita rayones de tinta y manchas amarillas de casi cualquier prenda, buscando soluciones sin químicos agresivos ayudarás a tu prenda.
  4. Si tienes la oportunidad de invertir en una prenda, busca mejor prendas básicas, es decir, que combinen con muchas prendas más y las puedas usar en casi todos tus eventos. Como por ejemplo: un buen vestido negro, un saco, un blazer, una camisa, gabardina, etc.
    Esta prenda no es cara, si compras materiales de calidad te durarán mucho más tiempo y tu dinero rendirá a largo plazo. Piénsalo así: No es lo mismo invertir 100 USD en una prenda que usas 100 veces que invertir 50 USD en una que usaste 10 veces. La primera, te costó 1 USD cada puesta, mientras que la segunda te costó 5 USD.
    shutterstock_324035942
  5. Ten cuidado a la hora de guardar tu ropa, no olvides que:
    • prendas tejidas no se cuelgan.
    • las camisas se cuelgan con el primer botón cerrado, si no lo haces se desboca el cuello.
    • las medias no se hacen “bolita”, arruinas el elástico.
    • las chamarras se cuelgan cerradas, evitas que las jales y se deformen.
    • los vestidos de noche se guardan en cubrepolvos.
    • la ropa oscura se separa de la blanca para evitar las molestas bolitas de pelusa.

shutterstock_176874443