Ventajas de tener un amigo hombre

“Las relaciones amistosas con hombres heterosexuales no existen”. Eso dice la gente pero cuántas de nosotras hemos tenido un amigo hombre, repito, heterosexual, que sigue siendo nuestro amigo hasta la fecha. Yo creo que varias tenemos una amistad así, ¿cierto? Y son tan sinceras y profundas como las que podemos tener con nuestras amigas. Así que para las que no han tenido esta oportunidad, acá les diremos cuáles son las ventajas de tener un amigo. Entonces quizá dejan de creer que no existen y comienzan a tener un amiguito.

Tener un amigo hombre tiene sus ventajas

Simplemente los hombres y las mujeres somos distintos. Así que sin caer en sexismos ni nada de eso, nuestra amistad con un hombre puede ser distinta a la que tenemos con una mujer. Es decir, entre nosotras ya hay un cierto código de comunicación. Con los hombres no solemos tenerlo, con ellos no existe la misma complicidad. Entonces ellos nos dicen cosas que no nos diría una amiga.

¡No sobreinterpretar!

Cuando les contamos sobre un chico o cualquier situación, ellos nos dicen su significado tal cual. Bueno, no es que ellos sepan todas las respuestas, pero sus interpretaciones son más simples. Es decir, a veces pensamos que si un chico nos sonríe es porque le gustamos. Así que ahí es donde nuestro amigo dice: “No, sólo es una sonrisa”. Si tenemos un problema con nuestra pareja, él puede decirnos: “No es tan grave. Nosotros, los hombres, a veces hacemos tal cosa pero no es como tú lo piensas”.

¡Te ves bien!

Él puede decirte objetivamente cómo te ves desde los ojos masculinos. Entre amigas también nos decimos la verdad, pero nos vemos muy distinto a como nos ve un hombre. Así que a tu amigo le puedes pedir un consejo de vez en cuando.

Protección

En este mundo, la mujer sigue corriendo más peligro que un hombre. Así que siempre nos sentimos más seguras si por la noche, él nos acompaña. Si alguien nos molesta en una fiesta, nos defendemos y él nos respalda.

Hermano

Algunas de nosotras no tuvimos hermanos, así que él lo reemplaza. Con él te sientes en confianza e incluso peleas y también le haces ver sus errores con su novia o en su vida profesional. Lo mismo él hace contigo y te trata con respeto aunque de pronto sea brusco. Él es de esos amigos que no cambiarías por nadie, ni él a ti.

Fingir que es tu novio

Desgraciadamente seguimos recurriendo a los mismos trucos cuando alguien nos quiere ligar y nosotras no queremos. La idea es que nuestra negativa sea suficiente para alejar a un hombre. Es decir, si estamos en un café o en una fiesta y un hombre se acerca a nosotras para coquetear, debemos decir que no y punto, él debe respetar eso. Cuando esto no ocurre y él insiste e insiste, parece que no tienen nada en el cerebro y respetarán solamente si está un hombre junto a ti. Así que, el mundo en el que estamos nos sigue orillando a aplicar la antigüita: “Tengo novio”. Ahí es donde aparece tu mejor amigo. ¡Qué mal!, ¿no?, pero es una ventaja, ¿cierto? Jeje.

Cuéntanos otra ventaja de tener un amigo hombre.