Si eres una persona intuitiva, seguro actúas de esta manera…

La intuición es una potente herramienta que te ayuda a mantenerte a salvo cuando lo necesitas. Te ayuda a tomar las mejores decisiones y a considerar tus emociones. Podría decirse que es un radar que te indica si algo está bien o no. Si quieres descubrir si eres una persona intuitiva, sigue leyendo.

Conecta tu voz interior

Todos tenemos esa capacidad innata para tomar decisiones ayudándonos de nuestra intuición. El problema está en que no todos sabemos escuchar y conectar con nuestra voz interior. Si escuchas a tu corazón, sabrás que la toma de tus decisiones es muy distinta a la de los demás.

Sé fiel a ti misma

Si te pones a analizar las decisiones que has tomado, te darás cuenta de que la mayoría son respaldadas por tu intuición. Aunque también hay veces en las que la intuición y el razonamiento trabajan juntos. Si eres una persona intuitiva, sabrás que debes hacerle caso a tu instinto, pues eso marcará la diferencia. Al hacer esto, te sientes con la sensación de control de ti misma. Esto te demuestra que eres dueña de tu destino y de tus decisiones.

Una persona intuitiva se escucha siempre

Para que puedas considerarte una persona intuitiva, no debes ignorar tus instintos nunca. Deben ser tu principal guía para tomar decisiones. No debe importarte si parece una locura, confía en ella en todo momento. Además, debes tomarte un tiempo a solas para escuchar tu voz interior. De esta forma tus sentimientos y perspectivas se sintonizan para tu bienestar. También debes tener presente todo lo que hay a tu alrededor, pues es parte del mundo en el que te desarrollas.

Creatividad

La creatividad surge gracias al instinto, así que si te dejas llevar puedes hacer cosas increíbles en cualquier aspecto. Tu estómago e intestinos están íntimamente conectados con tu cerebro. Las paredes intestinales están cubiertas por grandes cantidades de neuronas, haciendo que sea tu “segundo cerebro”.

Lógica mental o razonamiento emocional

La intuición muchas veces puede ir en contra de las normas o de la lógica. Eso significa ir en contra de lo que es “correcto”. La cuestión es, ¿qué es lo realmente correcto? ¿Tú qué crees que sea lo mejor que debes hacer?