Tipos de personalidades que encontrarás en tu primer empleo

Los nervios te carcomen, se trata de tu primer trabajo. Tranquila, es normal que te sientas así; imagina que es el primer día de escuela, vivirás diversas situaciones y conocerás mucha gente. No puedo predecir cómo te irá, pero sí te puedo decir qué tipos de personalidades encontrarás en tu primer empleo.

El bromista

Como su nombre lo dice, El Bromista siempre se las ingeniará para hacer de las suyas. Su mente es ágil y es inevitable que deje de hacer bromas, de las cuales te hará parte para romper el hielo. Tal vez al principio te sientas un poco incómoda, pero te acostumbrarás a sus locuras e, incluso, te le unirás.

El chayote

El Chayote no perderá la oportunidad de “probar” tu comida. Mientras su confianza aumente, tu comida desaparecerá más rápido. No lo hace adrede, su naturaleza lo incita a comer y no lo dudo, ¿quién no ama la comida?

Dory

Dory es igualita a la de la película Buscando a Nemo: le dirás algo y a los tres minutos ya lo habrá olvidado. Tenle paciencia, suele ser muy olvidadiza y despistada, pero tiene un corazón muy grande. Es de las personas que siempre te brindará su apoyo, y quien puede convertirse en tu amiga.

La chismosa

La Chismosa está alerta y por eso no se le va ni una. ¡Se sabe T-O-D-O! Y si no es así, buscará la manera de estar al corriente de lo que ocurre. Si deseas información, ya sabes a quien acudir.

La diva

La Diva transpira confianza, igual que algo de vanidad. Le gusta ser el centro de atención y reconocida. Suele ser obstinada y no le gusta ceder, de modo que puede llegar a ser intimidante. Procura llevar la fiesta en paz con ella, pero siempre defiende tus ideales.

La adicta al trabajo

La Adicta al trabajo vive para eso: trabajar. Donde sea que vaya, incluso una fiesta, siempre tiene en la mente qué hará o puede hacer en el trabajo. No tener el control la estresa y agobia, de modo que a veces necesita un break para relajarse, y hablar es su mejor terapia. Que no te sorprenda si un día te la topas y te cuenta todo lo que le ha pasado en la semana, ya que se está desahogando.

Caradura

Caradura puede ser o no ser tu peor pesadilla. Suele ser seria, directa y reservada; es parte de lo que se llamaría “la vieja escuela”. Su único objetivo es trabajar y que todo se haga rápido y bien a la primera, así que no es amante de los errores. Acostúmbrate que por tiempo serás su objetivo, pero lo positivo es que aprenderás mucho.

Relajada

Contrario a la Caradura, está la Relajada, quien hace las cosas a su ritmo y sin presiones. No sabe qué es el estrés. De hecho, esa palabra no está en su vocabulario. Siempre te dirá: “tranquila, todo está bien” o “no te preocupes, ya se solucionará”.

El Galán

El Galán es por quien todas mueren, pero él ni sabe de la existencia de todas esas chicas. Ojo, hay dos tipos de galanes: los hombres que saben que lo son y a veces se aprovechan de ello y quienes no lo saben y se la viven inmersos en su mundo.