Secretos dolorosos que guardan las chicas cuando son madres

Algunas chicas aseguran que ser mamá es de las cosas más naturales que hay en este mundo. Pero para mi se ha convertido en una jaula, una aterradora jaula es enloquecedor, impresionante y desastroso. Es algo bastante aterrador al fin y al cabo o quizás solo lo es para mi.

Hay muchas cosas que extraño de mi vieja yo

La que salía a correr sin carriola, la que iba a tomarse una copa el jueves con las amigas sin preocuparse por arruinar la leche de su pecho para sus hijos. O cuando tienes una habitación limpia después de horas de duro trabajo y te acuestas sin temer que tus hijos se despierten.

Cuando una habitación finalmente está limpia después de una hora de trabajo duro y juego de distracción durante cinco segundos completos, solo para ser destruida cuando te das la vuelta para abordar la siguiente tarea.

Así es como respiran los bebés dentro del vientre

A veces debo admitir que odio a mi esposo

Sobre todo porque yo trabajo ahora en casa y mi contacto humano se reduce a las 2 personas a mi cargo y dos bebés que me quitan la mayor parte de la atención. Cuando llega por las tardes, trato de no agobiarlo. No quiero seguir los patrones de mi madre. Así que espero a que se relaje para que busque tener un buen contacto con sus hijos y a veces lo hace, pero muchas otras pasan hasta 2 horas para que les preste atención y eso me frustra. Sé que es algo en lo que yo debo trabajar.

4 verdades sobre la depresión postparto

Cuando te has absorbido tanto en la vida de estas personas diminutas que necesitan todo de ti que te pierdes …

No creo ser la única que solo piensa en pañales, leche, necesidades del los gemelos y el tiempo para ir al gym se ha ido por la ventana. Se te olvida quien eras y casi ni te reconoces cuando vas al café con las amigas y la amiga soltera habla de su último viaje fabuloso al extranjero donde se acostó como con 3 hombres diferentes e irradia felicidad. Quizás solo es mi mente que divaga en las opciones que pude haber tomado y no tome.

La maternidad es una elección, no una obligación