Aprende a leer las emociones de las demás personas con solo ver sus ojos

Aprender a leer las emociones de los demás solo con ver sus ojos es de lo más interesante. La mirada de todos representa gran parte de nuestra comunicación como especie. Los seres humanos no controlamos al 100% nuestras expresiones y por esa razón se vuelve realmente fascinante analizar todas estas señales para conocer a los demás. Fingir estos gestos es super difícil, por lo que te puedes dar cuenta con mucha facilidad de las intensiones de la otra persona en el momento.

Parpadeos

La mirada de una persona no solo se limita a sus pupilas. De hecho, existe un mecanismo entrampado y complicado lleno de nervios y músculos que intervienen en el movimiento de las cejas, sienes y párpados. El parpadeo de una persona también te puede dar indicios de varias emociones que pudiera sentir.

  • La persona que está sorprendida, enfadada o indignada parpadea mucho más de lo normal.
  • Es común que se parpadee con frecuencia cuando interactuamos con alguien que nos agrada.
  • Parpadeamos de más cuando estamos pensando muchas cosas a la vez.

Puede parecernos interesante leer las expresiones de los demás; sin embargo, debo de advertirte que pensar en ellas demasiado mientras conversas hará que tus pupilas se dilaten y parpadees de más. Entonces, estarás enviando a tu interlocutor la señal de que estás incómoda.

Las pupilas

 

Los cambios de tamaño que hacen tus pupilas hablan de los procesos mentales que efectúas en ese momento.

  • Las pupilas se dilatan cuando hay muy poca luz o bien, cuando aparece algo que nos interesa. Identificar esto en los ojos de tu pareja, es una buena señal, por ejemplo.
  • De hecho, cuando una persona nos atrae sexualmente nuestras pupilas se dilatan. Si esa persona tiene el mismo interés también se delatará por sus pupilas.
  • Por otra parte, es mucho más factible que nos atraiga una persona con las pupilas dilatadas que contraídas. No por nada en la Edad Media muchas mujeres usaban belladona como colirio para que sus pupilas se dilataran y tener una mirada con esa belleza especial que los hombres admiraban.

Miradas esquivas

Seguramente alguna vez te ha pasado que la persona con la que estás hablando esquiva tu mirada, y dirige la suya hacia los lados. Esto puede significar que son personas mentirosas o bien que son muy tímidas. Podrás reconocer si son uno u otro prestando atención a las demás señales verbales y no verbales.