Por qué sí o por qué no deberías depilar tu zona V

Si estás pensando en depilar tu zona V, debes recordar que esa zona es muy delicada y especial. Los vellitos que tiene, existen por motivos específicos, pero muchas veces los dejamos de lado con tal de seguir modas o tendencias que podrían exponeros a verdaderos riesgos. Antes de poner en riesgo tu salud, checa los pros y contras de hacerlo.

Pros de depilar tu zona íntima

  • No sudas tanto. En épocas de calor es normal que el cuerpo genera más sudor por las condiciones climáticas. Por lo que en este caso cae resulta bueno. La única desventaja en este punto es cuando llega el periodo, puesto que las toallas sanitarias generan más calor en la zona genital.
  • Te sube la autoestima. Sentirte cuidada hace que tu autoestima esté elevada porque te sientes bien contigo misma y eso lo transmites a los demás. Estéticamente hablando, quizá luzca muy linda la zona, pero debemos tener cuidado al elegir el sitio donde hagan el procedimiento. No hay que olvidar que el lugar debe tener la mayor higiene posible por nuestro bienestar.

Contras 

  • Posibles infecciones. Al momento del encuentro sexual, la protección que tiene la zona íntima por naturaleza, impide que bacterias ataquen nuestro organismo. Si nosotras quitamos esa barrera, el área queda indefensa y con altas probabilidades de contraer infecciones.
  • Vellos encarnados. Sin importar el método de depilación casero que uses, corres el riesgo de que algún vello se te encarne y lo peor es que cuando trates de sacarlo tu piel se infecte. Si usas ceras te puedes quemar y con las navajas, cortarte. Así que ya conoces las consecuencias de depilar tu zona íntima. En ti queda la decisión.

Ante todo, debe ser una decisión que tomes porque tú lo deseas. Jamás lo hagas con la intención de complacer a alguien más.