Ingredientes que podrían dañar tu belleza si los usas seguido

Día con día surgen nuevos descubrimientos sobre diferentes ingredientes que podemos usar para mantener nuestra belleza. Muchos de ellos realmente nos ofrecen grandes beneficios. Otros, pueden ser buenos, pero su uso en exceso a la larga podría resultar contraproducente.

Los remedios caseros son tentadores

En más de una ocasión, tú como yo, hemos recurrido a remedios caseros porque son más accesibles económicamente. Además, nos dan la posibilidad de prepararlos cómodamente en nuestra casa. Sin embargo, debes saber que hay ingredientes que es mejor no usemos con tanta frecuencia. Usar los ingredientes indebidos podría empeorar lo que tratas de solucionar.

Pasta dental

Algunos tutoriales dicen que la pasta es un buen componente de los remedios de belleza. No es así, pues el flúor puede dañar tu cutis. Si tienes acné recurre a otros remedios que no sean nocivos para tu piel.

Alcohol

Muchas chicas usan el alcohol como una ayuda para secar barros. Sin embargo, este suele causar inflamación e irritación en tu piel. Evita usarlo por tu propio bien.

Bicarbonato de sodio

Sirve como exfoliante, pero su uso constante puede afectar la piel. El alto pH del bicarbonato la maltrata la piel y queda expuesta a una infección. Si quieres agregar este ingrediente a tus rutinas, úsalo con prudencia.

Limón

Dicen que el limón ayuda a aclarar las manchas de la epidermis; sin embargo, usarlo de la manera indebida podría causar más manchas de las que imaginas. El bajo pH del limón puede quemar la piel o causar inflamación.

Spray

A menudo se usa el spray para cabello para fijar el maquillaje, pero los químicos obstruyen los poros. No te sorprendas si notas el molesto acné o infecciones, pues ese podría ser su origen.

Vaselina

Si pensabas que ayudaba a mantener hermosos y humectados tus labios, no es así. Al contrario, es una barrera que impedirá que se humecte tu piel y sólo tapará tus poros.

Vinagre

Contiene ácido acético que se convierte en el peor enemigo de tu piel. Sus ácidos pueden causar bacterias que afectan la protección natural de tu piel.