¿Sabías que la parte del cuerpo que te duele tiene que ver con algo que estás reprimiendo?

Especialistas como psicólogos, terapeutas y antropólogos optan por la descodificación biológica emocional como una forma de buscar la sanación de ciertos problemas físicos a través de la racionalización. Es decir, que existen problemas físicos que se relacionan con los problemas emocionales. Los problemas emocionales no tienen otra forma de salir o sanar más que físicamente. Así que, dime qué te duele y te diré qué emoción no has sacado.

Esta forma de sanación busca el problema psicológico para encontrar la solución a la afección física. Cuando tus emociones no son superadas se quedan atoradas provocando una enfermedad. Estas son algunas de las afecciones más frecuentes que existen en las chicas hoy en día.

Uñas quebradizas

 

Morderse las uñas o tener las uñas muy frágiles, es una señal de inseguridad. No te sientes protegida, ni segura de lo que tienes en tu vida. En general, a las personas que se muerden las uñas les faltó protección en la infancia por parte de alguno de sus progenitores. Cada vez que se revive la falta de protección se muerden las uñas. Por otra parte, las personas que tienen uñas super frágiles, pueden sentirse culpables de no ser más detallistas. La búsqueda de perfección les resta energía.

Manchas en la piel

Las manchas en la piel son un indicador de que la persona se empeña en mostrar una personalidad que no es la suya. Se siente atrapada en el rol de algo que ella no pidió o algún rol que le da miedo asumir. Se avergüenza pues muchas veces ese rol es el que ella acepto en cierto momento y no encuentra como abandonarlo. De hecho, hay enfermedades que se pasan de generación en generación, la carga emocional se pasa a través de la conciencia familiar. La mayoría de las enfermedades de la piel están relacionadas con la falta de amor.

Pérdida de cabello

 

La pérdida de cabello es un problema que aqueja a muchas mujeres. El cabello representa la conexión entre lo físico y lo espiritual. Cuando una persona pierde su cabello suele deberse al temor de perder algo o a alguien. Po otro lado, existe un sentimiento de impotencia o desesperación tan fuerte, que la persona manifiesta al arrancarse el cabello (tricotilomanía). También puede ser la señal de que se acusa de perder algo. También de que alguien más pierda algo por su culpa. Se trata de personas que se preocupan demasiado por el aspecto material de su vida y le tienen miedo al “qué dirán”.

Ansiedad

Las personas que sufren ansiedad constantemente tienen un bloqueo en su capacidad de vivir el presente. Se preocupan en exceso de todo. Miran el pasado y tienden a revivir una y otra vez los buenos y, sobre todo, los malos momentos. Siempre están atentas a las señales que aprueben que tienen una buena razón para preocuparse. Son personas que tienden a ser cerradas, no les preocupa lo espiritual pues creen que son tonterías. Pasan la vida preocupadas sin encontrarle un sentido mayor a las cosas.

Dolor de rodillas

Dime qué te duele y si son las rodillas temo decirte que eres una persona rígida, testaruda y orgullosa. El dolor de rodillas representa un gran conflicto con el futuro. Es una señal de que te encuentras detenida o estancada. Por otra parte la inflamación de esta zona es una señal de tu conflicto hacia avanzar. Emocionalmente estás haciendo de todo para ir en contra del flujo natural de los acontecimientos en tu vida.

Piensa en qué te duele y busca el significado a través de la descodificación biológica emocional. Sí aun con doctores, medicina y métodos no tradicionales tu problema no se soluciona, tienes que entender y regular tus emociones.

Por qué te duele el cuerpo después de tener relaciones sexuales

¿A quién no le gusta el sexo? Es un encuentro de intimidad tan satisfactorio que nos entregamos sin imaginar qué pasará después. Es cierto, ¿no te ha pasado que sientes dolor corporal después del sexo? Durante las relaciones sexuales jamás habías percibido dolor alguno, al contrario, sentías satisfacción, pero ahora se presentan ciertas molestas y no sabes por qué. Resuelve la interrogante e identifica qué dolores son normales y cuáles no.

 ¿Es normal sentir dolor?

En primera instancia, las relaciones sexuales no tienen por qué doler u ocasionar malestares. Al tratarse de la intimidad, debe ser un encuentro pasional en el que ambos encuentren el éxtasis sin sentir molestias. En algunos casos, algunas mujeres presentan ciertos dolores que no deberían aparecer, como dolor, ardor y molestias al orinar. Por otra parte, las relaciones sexuales que suelen ser intensas o agresivas puede lastimar la vagina. Esto suele ser común, pero muchas mujeres se quedan calladas.

Dolores físicos y emocionales

La falta de lubricación es todo un problema. La lubricación natural adecuada es esencial para evitar dolor durante la penetración, para que esta sea placentera y suave. Los dolores emocionales también se reflejan en malestares físicos. El estrés, miedo hasta la depresión son cuestiones que pueden afectar un encuentro sexual. Más aún si no estás del todo bien emocionalmente. Estas son algunas de las razones por las cuales sientes dolor corporal después del sexo.

¿Qué tan fuerte te gusta?

Por otra parte, las parejas que practican diversas posiciones e incluyen objetos sexuales sin medir la intensidad con la que los usan pueden ocasionar molestias. Sin duda, el sexo agresivo siempre va a causar molestias. Quizá en el momento no se sientan tan intensamente, pero después del encuentro es probable que generen malestar general. El dolor muscular será normal, pues la fuerza que aplicas es necesaria para que ambos obtengan satisfacción.

¿Cómo te gusta? ¿Suave o intenso? Déjanos tus comentarios.