Cómo saber si eres una chica que asusta a los hombres a la hora de ligar

Es un hecho que cada una de nosotras tenemos algo que nos hace especiales a la hora de ligar. Ya sea nuestra sonrisa, nuestro cuerpo o nuestra forma de ser. Sin embargo, a veces también la regamos justo con ese crush que queremos conquistar. Aunque no lo creas y parezca que ellos no ponen atención a los detalles o a la actitud que tenemos, se dan cuenta de todo. Evita ser esa chica de la que todos huyen porque los espantas a la hora del ligue. Si contestas SÍ a más de uno de estos, será mejor que cambies algo para conquistar a ese chico especial.

Estar siguiendo cada uno de sus movimientos

Está bien que estés interesada en saber todo del hombre, pero por favor no lo andes siguiendo a cada sitio al que va. No me refiero a que lo hagas literalmente, pero también evita estar stalkeando todas sus redes para ver en dónde está metido. Si te llega a descubrir no va a ser nada agradable.

Mandar mensajes y mensajes

Si te gusta hablar con él, disfruta las veces que lo hagan, pero no quieras mandarle mil mensajes durante el día. También evita querer iniciar una conversación con un “ja, ja,ja” o un emoji. Dale un espacio para que también haga sus cosas. No sólo se trata de que esté pendiente de ti, también tiene una vida.

Actuar de manera inmadura

En algún momento nos dijeron que si nos comportábamos como niñas berrinchudas, íbamos a conquistar a muchos hombres. Eso es completamente falso. Evita tener comportamientos inmaduros, porque en lugar de que el hombre quiera seguir hablando o saliendo contigo, hará lo contrario.

No decir lo que quieres y sólo querer complacerlo a él

Si él te pregunta “qué quieres comer”, evita contestar “no sé” o “lo que tú quieras”. A los hombres les gustan las mujeres que tienen claro lo que quieren. Además, al dar tu punto de vista pueden lograr acuerdos que sin duda serían una buena señal para una futura relación.

No sabes decir NO

Por el otro lado, tampoco abuses de que quieras que él decida todo con tal de complacerlo. Asustas a los hombres si te la pasas cediendo a todo lo que ellos quieren hacer. Tú también tienes voz y voto. Con esos comportamientos puedes darte una idea de qué va la relación más adelante.